lunes, 30 de enero de 2017

LAS COSAS QUE NO ENTIENDO

Por: El Huatusqueño


AMNESIA es el padecimiento del mexicano. Ayer era el gasolinazo que ya todos olvidaron (ya viene el próximo). Hoy es el muro. Mañana bastará otra rosa de Guadalupe, otra Rubí o tema controversial y asunto arreglado. No ha terminado de cocinarse el primer gasolinazo y el gobierno ya se desvive explicando el porqué era necesario el de enero, el de febrero y los que seguirán. La amnesia alcanzó a los veracruzanos, pues siempre controversial, Fidel Herrera Beltrán anunció su regreso y claramente lo reciben con los brazos abiertos los del Partido Verde Ecologista de México, quienes mandaron pintar cuanta barda encontraron cual grafitis profesionales, muchos suspirantes ya están negociando con el ex gobernador. La mejor carta de presentación de ese partido es el hijo de Herrera Beltrán, acompañado de delfines como Jorge Carvallo, implicado en el caso de las quimioterapias patito (con sonrisa de galán estilo Grinch como pilón), pero el millonario desfalco ya se olvidó, sino pregúntenle a todos aquellos que ya están contentos con sus despensas de a $50 pesos “obsequiadas” por los verdes en la zona ¡bendito sea dios y su madrecita santa!. Por cierto que el negocio también es fructífero para Noel Quezada, eterno suspirante a la alcaldía de Totutla, quien está haciendo tremendo negociazo con Miguel Sedas al proveerlo de los insumos para armar las codiciadas despensitas, ¿dejará las filas rojas a ver si con los verdes logra primero la candidatura y después la presidencia municipal?. Regresando al tema que nos atrae esta vez, el mexicano no tiene memoria, sufre de amnesia, pues después de más de 70 años de saqueos, volvió a votar por el mismo PRI, solo que encopetado y podría volverlo a hacer. Hoy la controversia es el muro pero curiosamente bastó una  llamada y una hora después la controversia se terminó. Hábilmente el presidente de México informó a la par que Trump, que no hablarán más en público del muro, ahora todo bajo el agua. No señores, los temas de interés nacional no son para negociarse en lo oscurito, aunque ¿qué presidente no lo ha hecho?, desde Antonio López de Santa Anna los grupos de poder cerraban filas en torno al ejecutivo, cuando este personaje ya había negociado la guerra y hasta la rendición antes de iniciarse las acciones bélicas que le costaron a México la mitad de su territorio. Venustiano Carranza permitió una invasión gringa para que buscaran a Francisco Villa, con Felipe Calderón ingresaron agentes extranjeros a “investigar” y hasta capacitar a los agentes federales mexicanos. El único que se midió de tú a tú con naciones extranjeras fue Benito Juárez, que prefirió la guerra que doblegarse ante una Francia colonizadora. Hoy el muro genera que los mexicanos se solidaricen con Peña Nieto, que los partidos recurran a los pactos de unidad (siempre con el clásico yo te apoyo y luego tu me apoyas), naciones de América del Sur y Europa le dan su respaldo y ¿el señor presidente?, con todas esas armas diplomáticas como escudo prefiere ya no hablar en público del tema, solo se hablará públicamente de otros asuntos, como la repatriación de 11 millones de mexicanos sin documentos que trabajan en el gabacho, pero el muro, lo analizarán en cortito. ¿Y la administración Trump? Gritando de temor que detengan a los mexicanos antes que una armen una revolución disparando sus mortales armas, unas peligrosísimas fotos del WhassApp contra los morteros gringos y sus aviones inteligentes. En otras naciones, las banderas nacionales salen a relucir cuando sus soldados ya se encuentran en acciones bélicas como muestra de solidaridad, aquí, solo la estrategia para que el mexicano común sienta que está haciendo algo, para que se le facilite el proceso de defensor de la nación, a mexicano amnésico. ¡Viva México!.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada