lunes, 9 de enero de 2017

LAS COSAS QUE NO ENTIENDO



Por: El Huatusqueño

UN ÉXITO es la cortina de humo lanzada desde algún lugar alto y con ramas, parecido a los pinos, para cubrir la retirada estratégica del frente de batalla perdido llamado “Los Gasolinazos”, dejando en segundo plano el tema que generó el descontento de todo un país por afectar la economía nacional y familiar. En un abrir y cerrar de ojos el problema desapareció de la agenda nacional, al cambiarse hábilmente por los saqueos sin nombre, sin rostro, sin los apellidos que conducen al Despeña-dero. Olvídese usted de manifestarse por el alza a la gasolina, mejor esté pendiente de que tienda en algún lugar del mundo fue saqueada.
No se preocupe del aumento de los productos de la canasta básica que se avecinan al aumentar drásticamente los combustibles ni se organice, mejor no salga, protéjase, con eso de que hay grupos que buscan vandalizar ¿Cuáles grupos?, ¿quién los formó?, ¿quién los patrocina?, ¿quién los encabeza?, nadie lo sabe, aunque el sistema de grupos de choque encargados de hacer desmanes es toda una tradición tricolor. ¿Marchar contra el gobierno federal y fortalecer el movimiento en contra del aumento a los combustibles?, no lo haga, hay policías y soldados de civil que le dispararán ¿Quién lo dice?¿cómo se llama?, ¿donde vive quien tuvo el “valor” de denunciar? La desinformación sigue generando psicosis colectiva inclusive entre algunos comunicadores, pues hay quien afirma que en cualquier momento habrá saqueos en cualquier lugar, a cualquier hora, es decir, nada real. En Córdoba, alguien aseguraba que el Chedraui del mercado lo querían saquear, tan solo porque vio policías cerca y curiosos se acercaron al lugar. También está el caso de quien dijo que había detonaciones, cuando en realidad alguna persona sin quehacer lanzó una piedra a los cristales de una zapatería. Una bola de nieve creció pero no en contra del gobierno, sino para crear psicosis y desinflar cualquier tipo de protesta. ¿El resultado? Ya nadie recuerda que la gasolina subió $2 pesos el litro, que el presidente de la república dijo que de no haberse incrementado los precios, se hubieran puesto en riesgo los programas federales, el sector salud, casi se habría tenido que vender el país de nuevo, a nadie le interesa ese problema que estuvo a punto de generar movilizaciones a nivel nacional, pero que hábilmente fue pulverizado antes que se convirtiera en una amenaza para el gobierno. Tan hábiles son quienes tramaron la estrategia de los “saqueos” que basta alguien corriendo por la calle para que los negocios cierren sus puertas, se afirme que vienen los saqueadores y la gente se encierre cual si fuera el fin del mundo civilizado. Por ahí también apareció un ingenuo, un inexperto Luis Videgaray quien reconoció que no es un diplomático, quien al toma las riendas de la Secretaría de Relaciones Exteriores hizo una declaración parecida a una bomba nuclear y enfatizó que “viene a aprender”. Afirmó que no conoce el trabajo diplomático, y que ante un ambiente difícil en el contexto internacional se apoyará en el cuerpo técnico que labora en la dependencia. Es decir, cualquiera puede ser funcionario de nivel federal, representar a México a nivel internacional. De ese nivel es el equipo peñista. Aplausos por favor, al menos supieron convencer a una masa de millones de mexicanos que salir a pelear en contra de los aumentos no era tan importante como crear memes de los saqueos de alguna tienda, que por cierto, tiene su mercancía asegurada. Por ahora es todo. Nos vemos en la próxima postal de “soy leyenda” por eso de calles desiertas generadas por un virus social que contagia a todos llamado “dicen”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada